facebook Lo que se lleva twitter Lo que se lleva google+ Lo que se lleva


Cine

Publicado en agosto 30th, 2018 | por admin

0

Memorias de una Geisha

Memorias de una Geisha, una película que cambia por completo la visión marginada que se tiene hoy en día sobre ellas. Porque para gran parte del mundo, las Geishas solo representan otro grupo de prostitutas que habitan en el mundo, cosa en la que están muy equivocados, ya que ellas representan gran parte de la cultura y belleza japonesa.

 

Memorias de una Geisha

Para aquellos que no lo sabían, el filme está basado en una novela con el mismo nombre. Es una novela larga pero que se lee con facilidad, la cual engancha al lector desde la primera página y está perfectamente narrada, logrando así que la lectura sea más amena.

La historia es narrada por Sayuri, una de las más hermosas geishas del distrito

Hanamachi, durante la guerra en Japón. Junto a Sayuri nos adentramos a su historia, un mundo secreto dominado por las pasiones, la envidia y las apariencias, donde la sensualidad y la belleza no pueden separarse. Un mundo en el que las jóvenes aspirantes a geishas son duramente adiestradas en el arte de la seducción, donde venden su virginidad al mejor postor y donde tendrán que convencerse de que, para ellas, el amor es solo un espejismo, algo a lo que nunca podrán llegar a tocar o aspirar.

Se podría decir que es una novela biográfica, tipo El Diario de Ana Frank.

Sinopsis de la película

Japón, 1929. Chiyo, una niña de nueve años, es vendida por sus padres para trabajar en la casa de Geishas de Nitta Okiya. Su hermana mayor Satsu no es aceptada y es enviada a un prostíbulo. En la casa Chiyo conoce a Pumpkin, otra niña que va a ser instruida para ser geisha, así como a las famosas geishas Hatsumomo (Gong Li) y su rival Mameha (Michelle Yeoh). Los comienzos de Chiyo (Zhang Ziyi) son duros, pero un encuentro con el que será el amor de su vida, el Presidente (Ken Watanabe), hará que desde ese momento sólo desee convertirse en una famosa geisha para estar más cerca de él..

Critica

Memorias de una Geisha da exactamente lo que cabe esperar de ella: un recital de imágenes y música de una belleza sin igual, y un drama romántico de resonancias folletinescas tan clásico y antiguo como el propio origen del cine. Aceptando el hecho de que estamos ante una fábula, un cuento (una “Cenicienta” japonesa,), y no un documental, podemos disfrutar de un fílm cuya narrativa cinematográfica es aplastante, cuyo pulso no decae a lo largo de más de dos horas de película.

Acabando así con un mero y hermoso filme de dos horas, y si no fuera porque tiene un guión que, pese a ser un compendio de lugares comunes y de arquetipos de probada eficacia entre el gran público, atrapa al espectador de inicio a fin. Sobre todo si se cuenta con un elenco de actrices que convierten esta película en una obra maestra de la interpretación. Todos y cada uno de los actores de este film impresionan con su sola presencia. Además de convertirla en un festín para aquellos amantes de la cultura japonesa.

Importa muy poco que en realidad sean unas mujeres chinas haciendo de japonesas, y hablando en inglés, lo que de verdad importa y resalta, es que ella y solo ellas consiguieron crear unos personajes tan humanos como reales e increíbles, gracias al desbordante carisma que desprende cada actor.

La película, es una sinfonía de imágenes vivas, música espectacular e interpretaciones fabulosas, convirtiendo esta película en una obra de arte al igual que su novela escrita.



Comparte el artículo en redes sociales:


Comments are closed.

Back to Top ↑